×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 121

Cumplió su sueño: conoció al Papa antes de quedarse ciega y sorda

 

El Papa Francisco recibió hoy en el Vaticano a una nena estadounidense que pidió conocerlo antes de quedarse ciega y sorda por una rara enfermedad. Tras la audiencia general de los miércoles, el pontífice saludó en la Plaza San Pedro a la pequeña Elizabeth "Lizzy" Myers, de cinco años. 

 

Pope Francis meets 5-year-old Lizzy Myers, from Bellville, Ohio, and her mother Christine at the end of his general audience in St. Peter's Square at the Vatican, Wednesday, April 6, 2016. Lizzy and her family are on a week-long visit to Rome which included a tour of the ancient Colosseum and the hope for a glimpse of Pope Francis. (AP Photo/Andrew Medichini)
 

(El Papa Francisco toma de la mano a la niña. AP)

La nena concurrió a la audiencia con un vestido a rayas y una muñeca en sus manos. La acompañaron sus padres y su hermana menor. La familia, que vive en Ohio, en los últimos meses había hecho para ella una "lista de cosas que debía ver absolutamente", pero nunca pensaron que ésta pudiese incluir un viaje a Roma. 

"Su deseo era poder ver, al menos una vez en la vida, al Santo Padre", afirmaron sus familiares en la base de la escalinata de la plaza vaticana, según lo difundido por Télam. Antes de conocer a Francisco, la niña pudo recorrer durante una semana los principales puntos de Roma, incluido el Coliseo.

In this photo taken Friday, April 1, 2016, Lizzy Myers from Bellville, Ohio, right, walks in front of  Rome's ancient Colosseum, during a week-long visit to the city, that will end with her attending Pope Francis' general audience at the Vatican. (AP Photo/Alessandra Tarantino)
 

(El viernes, Lizzy visitó el Coliseo. AP)

La pequeña tiene Síndrome de Usher. Es un raro trastorno genético que es la principal causa de sordoceguera congénita y que la dejará completamente ciega y sorda en el corto plazo. Inexorablemente, la enfermedad la hará perder sonidos, formas y colores para dar lugar al silencio y la oscuridad. 

 

VAT03 VATICANO (ITALIA) 06/04/2016.- El papa Francisco (i) conversa con la joven Lizzy Myer (d) durante la audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro en el Vaticano hoy, 6 de abril de 2016. Lizzy está perdiendo la vista y el oido gradualmente debido a una enfermedad genética rara. EFE/Alessandro Di Meo
 

(El Papa Francisco conversa con Lizzy Myer. EFE)

La visita de la niña generó una movida solidaria. Incluyó los pasajes sin costo para ella y su familia por parte de Turkish Airlines y el apoyo de la asociación católica Unitalsi para su hospedaje en la capital italiana. En algunos años, a Lizzy sólo le quedarán los recuerdos y las emociones. Y entre éstos podrá guardar el haber conocido al Papa.

 

 

 

Fuente: http://www.clarin.com

 

 

 

Búsqueda personalizada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Búsqueda personalizada

Volver