Bebes muy prematuros tienen un mayor riesgo de autismo

 

Según un estudio de investigadores suecos, los bebés con partos muy prematuros tienen grave riesgo de presentar alteraciones del neurodesarrollo. Para ello, un equipo de investigadores del Instituto Karolinska y del Hospital Universitario Karolinska en Suecia, examinaron a más de 100 bebés que habían nacido muy prematuros (antes de la semana 27 de gestación), encontrado que casi un 30% tenían signos claros de autismo, así como la aparición de otros trastornos del neurodesarrollo.

Pero, y según los investigadores, no es solo un riesgo elevado de autismo, también de TDAH, dificultades del aprendizaje y daño cerebral. Este trabajo viene a concluir que, además del riesgo genético, existen factores ambientales que pueden conducir al desarrollo de alteraciones del neurodesarrollo. En el caso específico de partos muy prematuros, los investigadores sostienen que el cerebro crece mejor en el útero, y si el entorno de desarrollo cambia demasiado pronto puede interrumpirse la organización de las redes cerebrales.

A su vez, encontraron una mayor incidencia del autismo en bebés prematuros que en bebés con complicaciones durante el periodo neonatal. Se estima que alrededor del 1% de niños pueden desarrollar signos de autismo, pero en el grupo estudiado de niños prematuros esta cifra alcanza el 30%, diferencia suficientemente significativa como para dar una alerta al respecto. A su vez, los estudios por resonancia magnética mostraron alteraciones estructurales cerebrales, localizadas en las regiones que juegan un papel clave en las características centrales del autismo.

Se apreció que en los niños del estudio apareció un crecimiento menor de las partes del cerebro involucradas en el contacto social, la empatía y la adquisición del lenguaje, funciones que están alteradas en los niños con autismo. Este seguimiento se llevó a cabo desde el nacimiento hasta los 6,5 años de edad. Las conclusiones del estudio vienen a reafirmar que factores ambientales, y no solo genéticos pueden estar íntimamente relacionados al desarrollo del autismo y otras alteraciones del neurodesarrollo. Estas alteraciones en la conformación cerebral y las dificultades asociadas a la misma, hacen pensar que puede existir una relación directa entre el parto muy prematuro y el desarrollo de alteraciones en el desarrollo, aunque no se sabe a ciencia cierta, qué mecanismo o proceso genera esta alteración, pero dada la gran diferencia de impacto entre bebés a término y muy prematuros, este es un aspecto que requiere mucha más investigación.

Bibliografía:

Pobre Brain Growth in Extremely Preterm Neonates Long Before the Onset of Autism Spectrum Disorder Symptoms, Nelly Padilla, Eva Eklöf, Gustaf E. Mårtensson, Sven Bölte, Hugo Lagercrantz and Ulrika Ådén, Cerebral Cortex, online 21 December 2015, doi: 10.1093/cercor/bhv300

 

 

Fuente: http://autismodiario.org/

Búsqueda personalizada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Búsqueda personalizada

Volver