×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 121

 

Un equipo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) han renovado la “prueba del reloj”, permitiendo diagnosticar daños neurológicos como el alzhéimer y el párkinson antes de que se exterioricen en la vida cotidiana.

El test tradicional, por su parte, se basaba solo en el tiempo que el paciente se demoraba en dibujar el reloj y su tamaño. De esta forma, un tiempo prolongado era indicativo de la posibilidad del desarrollo de una de estas enfermedades y un reloj de pequeño tamaño servía como evidencia del párkinson.  

El nuevo test permite con la ayuda de un lápiz óptico mandar los dibujos que realizan los pacientes de estos objetos a un “software' que busca y analiza los errores presentes en la imagen.

William Souillard-Mandar, unos de los líderes del equipo explica "Hemos podido extraer miles de rasgos del proceso de dibujo que dan pistas acerca del estado cognitivo de cada sujeto y nuestros algoritmos ayudan a determinar cuáles de ellos llevan a la predicción más fiable".

Actualmente están trabajando en una variante de la prueba más sencilla de utilizar para su aplicación en centros médicos de todo el mundo

Búsqueda personalizada

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Búsqueda personalizada

Volver